Terapia de pareja

Cuando los recursos de una pareja fallan y/o resultan ineficaces para gestionar y afrontar el día a día, aparecen problemas que pueden llegar a convertirse en una fuente de conflicto y malestar emocional. Lo cual, a su vez, puede hacer que la insatisfacción dentro de la relación aumente, pudiendo hacer tambalear la estabilidad de esta. 

Muchas veces la misma pareja busca soluciones, ya sea intentando resolver sus conflictos de manera individual, dándose un tiempo, cambiando ciertos límites en la relación… En ocasiones, esto funciona, sin embargo, en otras ocasiones dichos intentos resultan en vano necesitando de una ayuda externa que les guíe y asesore en el desarrollo de nuevas formas de gestión y afrontamiento que les permita seguir avanzando y creciendo juntos.

Algunos signos que pueden indicar una relación de pareja disfuncional pueden ser: 

  • Discusiones constantes
  • Falta de interés, apatía y aburrimiento
  • Celos e infidelidades
  • Problemas sexuales
  • Falta de comunicación
  • Faltas de respeto mutuo
  • Permitir que otras personas participen en las decisiones y dinámicas de pareja
  • Actitudes dominantes y absorbentes
 

Dichos síntomas podrían estar indicando la necesidad de plantearse acudir a terapia de pareja. 

La terapia de pareja se centra en potenciar un espacio en el que poder compartir y contrarrestar opiniones, desarrollar habilidades sociales asertivas a la hora de comunicarse, aprender a gestionar conflictos y establecer límites y acuerdos en la relación que beneficien a ambos miembros de la pareja por igual. 

Descripción